Conectarse

Recuperar mi contraseña

Si tienes alguna duda pica encima de una de las imagenes para ponerte en contacto con cualquier miembro del Staff via MP
Últimos temas
» Embrujo de Camelot
Mar Oct 30, 2012 2:29 pm por Morgana Pendragon

» REPLAY [normal] ¡Se buscan personajes de la serie Merlin!
Miér Jul 11, 2012 12:31 am por Invitado

» Finite Incantatem .::Harry Potter Tercera Generacion::. (Elite) Re abertura!!
Dom Jun 24, 2012 12:35 am por Invitado

» B.L.A.S.T. Genesis (Recién abierto)
Miér Jun 06, 2012 7:09 am por Invitado

» semiausencia
Lun Jun 04, 2012 6:15 am por yer noligma

» Torneo ( Trama Publico)
Lun Mayo 21, 2012 11:03 am por Lady Deirdre Devars

» The new Sinsajo
Miér Mayo 16, 2012 12:57 pm por Invitado

» 002 Hello?... ||Tharaa||
Jue Mayo 10, 2012 2:41 pm por Tharaa Morr

» Aviso Importante
Vie Mayo 04, 2012 5:28 am por yer noligma


002 I remember every moment (Gwen)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

002 I remember every moment (Gwen)

Mensaje  Lancelot el Vie Mar 02, 2012 3:53 am

No llevaba guantes, pero si lo hubiera hecho me los hubiera sacado al mismo instante. Sentía mis manos todas llenas de transpiración. Estaba realmente nervioso y por breves momentos me decidí a no tocar aquella puerta que estaba a pocos pasos. La conocía mejor que nadie, allí vivía alguien a quién yo le había pedido a Merlín que le dijera que lo nuestro jamás se podría realizar y ¿Ahora? Me encontraba yo, desechando todas mis palabras al mar, tratando de contener los latidos de mi corazón y deseoso de volver a verla, con sus rizos oscuros cayéndole por el rostro, con su sonrisa que iluminaba hasta la oscuridad absoluta.
La mujer que robó mi corazón en el instante en que mi mirada se cruzó con aquellos ojos color chocolate, tan dulces y sinceros que hasta podía derretir hasta el corazón más frío que podría existir sobre la tierra. Cerré los ojos por un buen momento, estaba realmente demente, esperar a que ella me recibiera de la mejor manera, cuando fui yo quién se alejó de ella, no iba a permitir estar en el medio de Arthur, quién aparentemente tenía sentimientos para con la misma mujer que yo también amaba.
-Estoy demente.
Murmuraba como un loco mientras movía la cabeza de un lado hacia el otro, sentía que mi corazón pujaba para salir de las costillas que lo mantenían en mi cuerpo. Sonreí con tan sólo pensar de que si Merlín me veía en aquel estado tan patético, yo un sujeto que sabía usar la espada y que no le temía a nada, ahora me encontraba dubitativo en si tocar aquella puerta o simplemente marcharme, porque ese era uno de mis deseos, no cruzarme con Gwen y solamente participar del torneo, aunque quizá no me dejaran porque no era un caballero, mi sangre no era noble.
Odiaba las estúpidas reglas pero había que cumplirlas, había querido ser caballero de Camelot desde que rufianes habían atacado mi aldea y tras ver esa destrucción me decidí a convertirme en alguien leal, en que todos respetaran. Merlín estuvo de acuerdo con mis sueños y me ayudo, aunque usando un truco bastante horrible, que luego se dieron cuenta de mi engaño. Si bien le “Salvé” la vida a Arthur (Aunque fue Merlín que encanto la lanza) y quizá me podrían dar el título decidí valerme por mí mismo y alejarme de Camelot.
Así estuve casi más de un año, mis sueños de convertirme algún día en caballero de Camelot se vieron apartados cuando me di cuenta de que jamás lo podría lograr, pero algo me llevo, quizá fue el mismo destino, a encontrarme nuevamente con la mujer que amo, quién me demostró que no era posible dejar mis sueños detrás, si no luchar hasta el cansancio. Y así fue que regrese al ruedo, aunque nunca imagine que regresaría a Camelot.
¡Basta de pensamientos! Era hora de actuar, de dejar mis miedos detrás y lanzarme a ello, si me quedaba allí no lograría más que otros pensamientos que no me eran útiles.
Tome valor y toque la puerta, me arreglé mi cabello oscuro y esperé a que alguien abriera la puerta. Escuché que está se destrababa, entonces supe que Gwen aun estaba viviendo allí. Dibuje una sonrisa cuando abrieron la puerta y vi el rostro de aquella mujer que aun seguía teniendo mi entero corazón.

avatar
Lancelot
Cuidadanos
Cuidadanos

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 27/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 I remember every moment (Gwen)

Mensaje  Guinevere (Gwen) el Sáb Mar 03, 2012 2:37 pm

Se quitó la capa violeta que solía usar cuando hacía mucho frío, aunque no cubría gran parte de su cuerpo, se sentía algo cálida, de todas formas del castillo a su pequeña y humilde casa solo quedaban a un par de pasos. Prendió cada una de las velas que cubría su vivienda y decidió prepararse un té, ya había cenado en el castillo y no tenía hambre, pero realmente necesitaba algo para quitarse aquel frío que calaba cada uno de sus huesos. Colocó el agua en el calentador a leña y mientras se realizaba el agua, Gwen estiró las manos para que aquellas sintieran la calidez que podían brindarles aquel fuego. Se quedo pensando un buen rato, la sirvienta había prometido algo que iba en contra de sus principios. Recordó la mirada de Lady Kendra, en donde ella le decía claramente que su corazón pertenecía a Arthur Pendragon y que aparentemente este también sentía algo por ella ¿Por qué estaba ella tan segura de que él podría sentir algo por una simple sirvienta? Y ahora, en aquellos momentos descubrió que todo había sido una simple y hermosa ilusión, pero que nada más fue solo eso. Por más que viera a Arthur casado con una princesa, algo le decía que iba a ser Lady Kendra, pero aunque sintiera que su mundo se iba a derrumbar, sabía que Arthur se convertiría en un excelente rey y que mejor que tener a alguien de sangre noble e inteligente como era aquella princesa que realmente parecía estar enamorada del príncipe y ¿Qué mejor que alguien que realmente lo amará? Gwen también lo amaba y jamás había sentido un amor tan profundo para con él, pero ella misma sabía que tenía que apartar sus sentimientos y dejar que la historia de Arthur continuara, pero sin ella.

Escuchó que alguien tocaba la puerta, frunció el ceño al escuchar tal acción, mientras se acercaba para abrir, se pregunto quién podría hacer, aunque suponía que quizá se podría tratar de Merlín. Era demasiado tarde pero siempre el sirviente del príncipe por lo general se metía en problemas y la arrastraba. Abrió la puerta y para su sorpresa se encontró con –Lancelot- Dijo con voz de sorpresa -¿Qué haces aquí?- Una tenue sonrisa apareció en las mejillas cobrizas, no comprendía nada el porque estaba allí en su casa y mucho menos en Camelot –Pensé que no te volvería a ver- Dijo con lentitud, mientras se apartaba de la puerta para que este pasará y le diera alguna clase de explicación. Se sentía realmente feliz al verlo allí, estaba igual que la última vez que se habían visto, cuando desapareció diciéndole a Merlín que le diera un recado.

avatar
Guinevere (Gwen)
Sirviente
Sirviente

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 02/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 I remember every moment (Gwen)

Mensaje  Lancelot el Dom Mar 04, 2012 1:48 am

Off: ¿Te podría pedir una firmita para Lancelot? Very Happy

Sonreí inmediatamente al verla, realmente tenerla tan cera provocaba algunas sensaciones que nunca creí que podría llegar a tener. La miré, sin que me pudiera salir alguna palabra coherente de mis labios que se encontraban sellados en aquellos momentos. No creí jamás que pudiera ser tan idiota en momentos como este.
Mi nombre en los labios de ella eran el mismo cielo, aunque jamás lo hubiera conocido, suponía que se debía tratar de algo semejante. De todas formas necesitaba guardar las formas, tenía que recordar que no quería interponerme entre Arthur y ella, aunque no estaba del todo seguro de lo que podría ella sentir, realmente sentí que algo entre nosotros dos se forjaba cuando nos encontramos aquella vez, pero supongo que eran imaginaciones mías.
-Guinevere, no quiero interrumpirte.
Esbocé ampliamente una sonrisa, realmente no quería importunarla pero al mismo tiempo, necesitaba verla, después de tantos años apartado de ella, tratando de perseguir un sueño que se encontraba en Camelot. Yo mejor que nadie sabía que el ser caballero de aquel reino iba a ser más que difícil y más si el rey me odiaba con toda su alma, no deseaba tener problemas, simplemente quería participar del torneo en paz y luego veré que haré, si el destino quería que me quedará en Camelot entonces lo haría, pero si todo me llevaba a que me marchará, entonces lo haría sin mirar atrás, porque uno se da cuenta de las cosas que ha tenido, cuando las pierde y sinceramente no sabía si estaba dispuesto a perder el amor de Gwen.
Negué con la cabeza, mientras entraba al hogar de ella, allí donde una vez me había tomado las medidas para mi traje y en donde por primera vez cruce mirada con ella, en aquel momento la amé, tanto como la amaba ahora.
-Yo también pensé que no volvería a Camelot pero, ya ves, he regresado.
Saqué de uno de mis bolsillos un papelito doblado y se lo entregue, allí decía claramente lo del torneo, demostrándole mis enormes ganas y expectativas que tenía. Quizá no iba a ganar, pero al menos me sentiría realizado, competir con los mejores de todos los reinos. Un placer.
-He venido por el torneo. Está vez sin mentiras. Me presentaré por quién soy y esperaré a que me digan que sí. Es todo mi sueño Gwen.
La miré, no me atrevía a tocarle ni un solo cabello rizado, temía que si realmente lo hiciera acabaría con mi poderoso control mental. Era verdad lo que le estaba diciendo, quería competir, era por eso mismo que me encontraba en aquel sitio, lo que no tenía planeado era verla a ella. Pero mi corazón mandó y es más poderoso que mi cerebro que se nubla cuando pienso en Guinevere.
-Te lo debo a ti, recuerdo que quería darme por vencido con mi sueño, pero me demostraste que soy todo mi sueño. Quiero convertirme en caballero y sé que me va a costar mucho el serlo, pero ¿Me prometes que estarás apoyándome?
Y acabé con mi control mental porque aquellas palabras no parecían las de un simple amigo y sinceramente no podía verla a ella con esos ojos. A Gwen no.
-¿Ha sucedido algo nuevo en Camelot?
Pregunte desviando un poco el tema, me sentía abrumado y bastante estúpido.
avatar
Lancelot
Cuidadanos
Cuidadanos

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 27/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 I remember every moment (Gwen)

Mensaje  Guinevere (Gwen) el Mar Mar 06, 2012 2:25 am

Spoiler:
Te deje la firma en un MP Wink espero que te guste


Gwen negó con la cabeza –No me has interrumpido- dijo con su voz suave y una sonrisa de por medio en su rostro cobrizo. No estaba haciendo nada interesante, y agradecía el tener una visita, aunque fuera algo tarde. Solamente aparecía muy de vez en cuando Merlín o Gaius para entregarle alguna clase de medicamento, si no se encontraba, por lo general sola. A veces deseaba quedarse hasta tarde en el castillo porque estar sola en su casa le solía recordar a las veces que estaba su padre y que ahora, hacía ya tres años, no estaba más con ella. Se mojo los labios y observó que Lancelot seguía de la misma forma e igual que la última vez que ambos se habían cruzado, cuando fue rescatada de los secuestradores. Estaba anonadada y a la vez se preguntaba porque él estaba allí, si podía tratarse de un sueño, pero no, Lancelot realmente se encontraba en su hogar y tal parecía que con un objetivo mucho más claro que la primera vez que se habían topado, cuando Merlín lo empujo a que se convirtiera en un caballero, falso y terminará ganándose un título que al cabo de unos pocos días se lo quitaron. Igualmente la hazaña de haber salvado al príncipe del hipogrifo había llegado a los oídos de todos los habitantes de Camelot y todos sabían que este era un verdadero héroe, leal y valiente, que se merecía tener el título de caballero, pero tal parecía que Uther no había querido -¿Te quedarás?- No sabía que decir, estaba asombrada con la visita de él y si bien se alegraba, algo dentro de ella comenzaba a presentarse un caos que hasta el momento no conocía la razón. Aquel hombre había sido su primer amor, aquel hombre que derramó lágrimas cuando decidió marcharse y ahora estaba de nuevo frente a ella, con su sonrisa y dispuesto a ganarse nuevamente un título que le correspondía.

Con cierta timidez tomo el papel que este le estaba alcanzando en aquellos momentos, donde decía claramente sobre el torneo que se daría en Camelot -¿Participarás?- pregunto abriendo desmesuradamente sus ojos realmente preocupada -¿Tienes todo lo que realmente necesitas? No tienes un sirviente y muchas de estás cosas no veo que las lleves ¿De dónde las sacarás Lancelot?- No sabía porque, pero aquella pregunta se la estaba contestando sola, tal parecía que Gwen tendría que ayudarlo a preparar todo su equipo para el torneo, se lo veía decidido a participar y se alegró, por un breve momento que Lancelot no hubiera perdido aquel sueño que había olvidado por completo. Negó con la cabeza, con una media sonrisa –Es una locura Lancelot. No quiero pisotearte tus sueños, sé que son importantes para ti- Le dijo mientras volvía a doblar el papelito y se lo entregaba nuevamente a su dueño, de esa forma sostendría su mano un buen rato, sintiendo el calor que estás emanaban –Pero ¿Qué te hace creer que Uther te dejará presentarte en el torneo? Sé que mejor que nadie se merece participar, pero no se te será nada fácil- Quizá si ella hablaba con Arthur quizá lo dejará presentarse. Tendría que evaluar la situación –Sé cuidadoso Lancelot- Le dijo la sirvienta mientras dejaba de sostener la mano de él.

Dejo escapar un suspiro y volvió a asentir –Te prometo que te apoyaré- Era una promesa que iba a tratar de cumplir, el sueño de Lancelot era demasiado importante, pero así como también bastante complicado de cumplir porque no todo el mundo podía llegar a convertirse en caballero de Camelot. Notó que los ojos oscuros del hombre se desviaban a otro lado y aquello le causo gracia –No, no hay muchas novedades. Salvo que hay dos nuevas princesas en Camelot y que Merlín de seguro se pondrá muy feliz de volver a verte- Dijo Gwen mientras se dirigía al calentador para darle aunque fuera simple, un té –Puedes tomar asiento- Lo invitó mientras prendía la leña y esperaba a que se calentar el agua -¿Qué ha sido de ti durante este tiempo?- Pregunto Gwen dirigiendo una mirada a aquel caballero, el moreno que una vez había capturado el corazón de la sirvienta.

avatar
Guinevere (Gwen)
Sirviente
Sirviente

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 02/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 I remember every moment (Gwen)

Mensaje  Lancelot el Jue Mar 08, 2012 12:54 am

Ella tenía razón, yo no tenía todo lo que era necesario, había leído las reglas y si bien podía conseguir que cualquier granjero pudiera hacerme el favor de hacerse pasar por mi sirviente, veía que Gwen se encontraba algo indecisa y eso me llenaba de dudas. Negué con la cabeza, no me iba a dar por vencido, recordaba que una vez lo había sido, estaba lleno de dudas, pero luego Merlín logró despejarme aquellas para que continuara luchando por mis sueños y aquí estaba, una vez decidí alejarme de Camelot para seguir un sueño que al cabo de unos meses había dejado atrás, preguntándome si realmente valía la pena volver a un reino en donde nadie me consideraba digno de llevar el título de caballero. Luchando contra hombres mucho más rudos que yo pero sin la menos idea de como se usa una espada, mientras que yo era lo único que si sabía usar.
Me ganaba la vida de ese modo, luchando y luchando para ganarme algunos centavos que gastaba en la taberna o en comida, está última opción era la lógica. Moviéndome sin quedarme en un lugar fijo y siempre haciendo una y otra vez lo mismo.
Le sonreí abiertamente, no podía hacerle participe de mis locuras, simplemente un impulso me había llevado a estar en aquella casa, aunque en mi interior se arrepentía, mi corazón se encontraba exaltado y alegre.
-Ya sé Gwen que no poseo nada de esas condiciones que menciona el papel, pero eso es lo de menos.
Me moje los labios porque si bien me había guiado por un mero impulso, también necesitaba pedirle un gran favor, esperaba no tener que comprometerla con lo que estaba por pedirle, porque Guinevere estaba en todo su derecho de decirme que no y entonces buscaría por otro lado. Agradecía que mi testarudez me hubiera llevado a ahorrar bastante para aquellos momentos.
-Vengo a pedirte que me ayudes a buscar todo lo que es necesario. Como veras no poseo más que una espada y una malla.
La miré con una mirada suplicante, realmente esperaba que ella me ayudará con todo aquello, no sólo porque Gwen conocía mejor que yo Camelot, si no porque también quería tenerla cerca, a mi lado, quizá para apoyarme en el torneo, claro si me permitían participar. Le pedía mucho, lo admitía pero esperaba que ella al menos lo pensará.
-Por favor, Gwen piensa antes de contestarme apresuradamente. Si me dices que no, entonces no repetiré la propuesta y si me dices que sí…
La miré, dejando que el silencio nos invada por unos segundos, quería decirle que si ella decía que si, me iba a ser uno de los hombres más felices de la tierra, quizá fuera el único o no. Pero preferí dejar la frase en suspenso, no quería modificar su respuesta.
Sentí la mano de ella mientras me entregaba el papelito, instintivamente le sonreí abiertamente, me sentía completo estando con Gwen ¿Ella sentiría lo mismo por mí? No quería hacerme ilusiones y mucho menos desilusionarme, era por eso mismo que tenía que andar con cuidado y esperaba que ninguno de los dos saliera lastimado.
Asentí con la cabeza, Gwen tenía razón no me sería nada fácil participar en el torneo, sabiendo que el rey no me tenía demasiado aprecio, pero estaba decidido a hablar con el príncipe, quizá fuera un poco más accesible que Uther.
-Lo sé, es por eso que tengo pensado hablar con el príncipe Arthur, creo que es mucho más razonable que su padre. Aunque tampoco quiero meterle en serios problemas con su padre.
Tenía que pensar en todo, no podía ser egoísta aunque mi sueño fuera verdaderamente importante, aun así tenía un objetivo por delante y esperaba poder cumplirlo y si Arthur me podría abrir las puertas para comenzar con mi sueño, entonces yo estaré más que encantado, si este no estaba a su alcance hacer nada, entonces buscaría otros métodos.
Volví a mirarla, no me sorprendía que siempre en Camelot ronde alguna princesa, porque era común, pero algo me llamo la atención, la forma en la que lo decía Guinevere ¿Por qué lo mencionaba? Me pregunté, mientras fruncía el ceño.
-Siempre hay princesas en Camelot.
Sonreí, yo también me pondría demasiado contento al verle de nuevo a Merlín, aquel que siempre me ayudo demasiado con mis sueños y en donde si bien yo sabía mejor que nadie su gran secreto, me había dado cuenta de que él era un gran hombre y que tenía un destino mucho más importante que todos nosotros, realmente esperaba que lo pudiera llevar a cabo.
Me senté con nerviosismo y espere a que ella se acercara al calentador mientras me preguntaba que había sido de mí todo este tiempo, en donde después de que nos rescataran Arthur y Merlín, y al darme cuenta de que entre ellos dos existía algo mucho más fuerte que no me podía ver involucrado yo me marche.
-Lo que he estado haciendo siempre. Me sé ganar la vida con mi espada y conociendo lugares poco encantadores. ¿Qué has hecho desde que me marche?
Le pregunte mientras enlazaba mis dedos sobre la mesa, no quería escuchar que entre Gwen y Arthur había pasado algo más porque mi corazón se iba a romper en miles de pedazos, pero sabia que él iba a hacerla feliz. Eran sentimientos demasiados contradictorios.

Off: Gracias por mandarme la firma y los códigos!
avatar
Lancelot
Cuidadanos
Cuidadanos

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 27/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 I remember every moment (Gwen)

Mensaje  Guinevere (Gwen) el Vie Mar 09, 2012 5:07 pm

Gwen celebraba que Lancelot no perdiera esa esencia que lo caracterizaba, tal parecía que su único objetivo era quedarse para el torneo y tratar de ganarlo, aunque poseía una modestia que grandes caballeros, aunque este todavía no tuviera el título, no tenían. Sir León, a pesar de que era conocido de Guinevere, sabía que el ego lo aplastaría en cualquier momento, aunque siempre fue muy atento y por lo general era bastante callado. Quizá portaba las mismas cualidades que este caballero, aunque tenía la modestia. Esbozó una amplia sonrisa y asintió con la cabeza –Tal parece que algo de ti todavía queda- Comentó mientras caminaba nuevamente hacia la mesa y corría el centro de mesa que consistía en un par de flores que había recogido en el camino –Puede ser que sea lo de menos. No quiero parecer pesimista, Lancelot pero ¿Realmente crees que puedes vencer a los caballeros? Te recuerdo que participaran caballeros de todos los reinos y por sobre todas las cosas los mismos caballeros de Arthur ¿Crees que podrás vencerlos?- Se acerco está vez al hombre y colocó una mano sobre el pecho de Lancelot, que lo llevaba con una cota metálica que cubría aquel –Dime de corazón que piensas eso- Frunció el ceño mientras alzaba un poco las cejas, realmente se preocupaba por Lancelot, no quería que le pasará absolutamente nada. E inmediatamente quitó su mano del pecho de este y volvió a concentrarse en las flores que estaban allí, con sus colores brillantes y peculiares.

Se giró apenas cuando escuchó que este necesitaba un favor de su parte, tenía dos opciones, decirle que no o ayudarle, como de seguro haría porque a Lancelot le tenía un aprecio, como podía ser con Merlín. Se sonrió y asintió con la cabeza –Ya lo he pensado- Comentó con su tono de voz suave, se sentó en la silla, esperando a que él hiciera lo mismo, no le importaba que él solamente fuera en su búsqueda para pedirle ayuda, porque al menos comprendía que estaba en su mente y que la tenía presente, eso quería decir que confiaba plenamente en ella, y aquella confianza que este le profesaba le era muy importante para Gwen –Te ayudaré, no te preocupes. Tengo algunas cosas que mi padre me ha dejado y otras trataremos de hacerlas. Puedo confeccionarte la ropa que necesitaras para el torneo y podremos pedirle otras a Merlín- Esbozó una sonrisa, no quería ir en contra de las leyes, así que realmente esperaba que Lancelot no hiciera trampa como lo había hecho la última vez que estuvo por aquel reino. No deseaba que lo sentenciaran a muerte.
Estaba tan decidido con lo del torneo que a Guinevere le despertó las ganas de ayudarlo en todo lo que era posible –Me parece correcto que hables con el príncipe. Pero ten cuidado porque no me parece justo que Arthur se termine peleando con su padre- Le dijo con tono serio, más bien parecía la voz de la conciencia que le decía al otro lo que estaba mal y lo que estaba bien, a ella le hubiera gustado arriesgarse, pero sabía que si lo llegaba a hacer iba a perderlo todo ¿Dónde iría? No podía vagar por diversos reinos, esperando que alguien la acogiera –Lancelot, tengo miedo de que algo te suceda, no quiero que te pase nada malo y quizá enfrentarte a Uther y a Arthur te lleves una desagradable respuesta ¿Qué harás si te dicen que no?- Rápidamente también formulo la parte positiva, no quería arruinarle los planes a Lancelot, porque se notaba que estaba demasiado compenetrado en ser uno de los caballeros que participara en el torneo. Guinevere sabía que él estaba dotado para hacerlo y que si realmente se lo merecía ganaría –Y si te dejan participar, yo estaré ahí para apoyarte, porque tienes el mismo potencial y la técnica para vencer a tus oponentes. Te admiro- Le dijo bajando la cabeza, lo admiraba por ser tan valiente y por enfrentarse a cualquier obstáculo que se le presentará en su camino, sin importarle el peligro, este lo saltaba y continuaba. Arthur muchas veces era de la misma forma que Lancelot, aunque el príncipe estaba mucho más vedado y debía pensar las cosas más veces porque sus acciones traían consecuencias a la gente de Camelot –Sigues tus sueños sin detenerte y eso es lo que admiro de ti. Jamás pierdas esa esencia que te caracteriza Lancelot-

-¿Cuándo sentarás cabeza?- Le pregunto en forma de broma mientras le colocaba frente a él unas frutas y un té que acababa de preparar. No había sucedido muchas cosas desde que ellos se habían visto por última vez, en donde los sentimientos de Guinevere habían cambiado un poco, pero que admitía que seguía pensando en él –No sé si has estado al tanto. Han secuestrado a Morgana y hace un año que no la veíamos. Ha regresado y no recuerda absolutamente nada, creo que se encuentra bien, no menciona el tema- Le preocupaba la salud de su ama y quería lo mejor para ella –Creo que Merlín sabe algo pero no lo dice- Una media sonrisa se hizo presente, había pensado en que el sirviente de Arthur conocía algo acerca de lo que le estaba pasando a Morgana, pero no comprendía que podía ser y mucho menos él le comentaba sus pensamientos.

avatar
Guinevere (Gwen)
Sirviente
Sirviente

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 02/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 I remember every moment (Gwen)

Mensaje  Lancelot el Sáb Mar 10, 2012 12:15 am

Para mí las palabras de Gwen no eran pesimistas, si no más certeras, tenía razón. Si iba a competir en el torneo, me tenía que dar por enterado que allí iban a estar los mejores y por sobre todas las cosas, aquellos que eran entrenados por el mismo príncipe. Sabía como era un entrenamiento de los caballeros de Camelot y también conocía cual era el objetivo de cada uno. Estaba entre el 50% de ganar y el 50% de perder. Sonreí y bajé un poco la cabeza, mientras me miraba mis manos, aquellas que estaban llenas de cicatrices y sucias. Todo porque no usaba guantes para protegerme, era una suerte que no perdiera algún dedo.
-Lo sé Gwen. Sé que será muy complicado ganar. Pero mi objetivo no es llegar al premio, si lo tengo ¡bien por mí! Pero quiero competir. Probarme a mí mismo que si estoy a su altura.
Levanté la vista, quería que ella me entendiera, me comprendiera cual era el objetivo de que yo me sometiera a todo aquello. Quería que el rey viera que tenía potencial para ganarles a todos ellos, quería que Arthur se diera cuenta de que todavía podía recuperar el título de caballero y por sobre todas las cosas, quería que Gwen se diera cuenta de que yo podía protegerla.
-Sé también que lo haces por mi bien. Te lo agradezco.
Le dije sonriendo y por un momento me sentí un terrible idiota, tenía al gran amor de mi vida frente a mis ojos y yo simplemente no podía decirle más que aquellas palabras ¿Qué era lo que me detenía? Que algo en ella era diferente a cuando nos cruzamos hace más de un año. Pero aún notaba que había pensado en mí, quizá eran ideas mías y me conformaba con eso.
Su mano se apoyó en mi pecho, e instintivamente bajé la vista para encontrarme con aquella mano de dedos largos, con algunas uñas rotas por el labor que hacía, aún así me anime a tomarle aquella y llevarla a mis labios para besárselas.
-Lo siento.
Dije soltándola rápidamente, era una imprudencia, lo admitía. Era un caballero y como tal tenía que tratarla con respeto. No volví a mencionar el tema y asentí con la cabeza. Ya había respondido a su pregunta, estaba más que dispuesto a probarme a mi mismo.
-No sé si los venceré, pero al menos deseo internarlo.
Me encogí de hombros y observé como el sol que entraba por las ventanas jugaban con los colores de la ropa de Guinevere, le quedaba precioso lo que llevaba puesto y comprendí que aunque quisiera alejarme de ella, algo mucho más fuerte me unía, imposible de escapar. A veces el destino nos jugaba una pésima pasada.
Dibujé una sonrisa en mi rostro, las palabras que salieron de su boca me hicieron muy feliz, ella estaba dispuesta a ayudarme. Me sentía agradecido y comprendí que debía deberle mi vida entera.
-Muchas gracias Gwen. No sabes lo importante que es para mí que tengas una confianza ciega en mí. No te defraudaré, lo prometo.
Le dije con rapidez mientras con grandes zancadas me acercaba a la dama y le tomaba una de las manos, aquella que con anterioridad mis húmedos labios habían acariciado. La apreté con cariño y la miré directamente a los ojos, aquellos que denotaban una bondad y sinceridad absoluta. Mi auto control se había perdido por completo.
Asentí lentamente con la cabeza, no se encontraba en mis planes que el príncipe terminará peleándose con su padre por mi culpa, por eso mismo hablaría con él y si este me decía que no quería problemas, entonces me las arreglaría para hablar con el rey y llegar a un acuerdo. Que me dejará competir en el torneo y que una vez terminado, no me quedaría en Camelot, me marcharía para siempre y no regresaría nunca más. Me guardé mis pensamientos, no quería que Gwen se pudiera triste por mi decisión.
-No tengas miedo, hablaré con el príncipe, si él me dice que no puede hacer nada por mí, entonces hablaré con el rey. A un acuerdo llegaré. No mentiré, está vez no lo haré. Te lo prometo.
Le dedique una media sonrisa, parecía que Gwen leía mis pensamientos y noté que su rostro mostraba preocupación. Quise acariciarle el rostro, pero me contuve, no era una buena acción porque quizá ella lo tomará de la mal forma.
-Si me dicen que no… no lo sé. No lo he pensado.
Mentía, aunque había decidido en cuestión de segundos, que no iba a mentir nunca más. No quería preocuparla a Gwen, decirle que si me decían que no, tomaría mis pocas pertenencias y me iría de Camelot para siempre. No deseaba, mejor dicho, mi corazón no quería verla sufrir por mi partida, porque recuerdo que he sido un cobarde cuando la deje en el bosque, argumentando que no me interpondría entre Arthur y ella.
Realmente me sentía muy feliz cuando dijo que me apoyaría en el torneo, aquellas palabras de aliento me dieron las fuerzas necesarias y las ganas de poder participar del torneo.
-Gracias, soy un afortunado de llevar tu confianza.
Le hice una reverencia, no me parecía prudente ponerle nuevamente un dedo sobre aquellas manos y mucho menos aprovecharme y sucumbir ante mis deseos. Está vez se me estaba haciendo bastante difícil pensar con claridad.
Nos sentamos, ella estaba lejos de mí y entre nosotros había una cesta con frutas que parecían demasiado deliciosas, de todas formas yo no tenía apetito. Me hizo una pregunta que quede congelado, la única forma que podía sentar cabeza era quedándome en Camelot, pero realmente no sabía si me iban a dejar estar allí.
-Pretendo hacerlo, Gwen. Pero es difícil.
Tomé entre mis manos el té que ella me ofrecía y me lo lleve a la boca, estaba caliente, para aquella época tan fría, además de que se encontraba realmente deliciosa. Fruncí el ceño cuando me comentó que habían secuestrado a Morgana, la ama de ella y que no mencionaba el tema. Había pasado un año, me parecía extraño que no la hubieran encontrado antes.
-¿Por qué crees que Merlín tiene algo que ver en todo esto?
Más bien sospechaba que él sabía demasiado y no quería preocuparla. Luego tendría que hablar con Merlín, además para decirle que me encontraba en Camelot y porque además quería conversar con él. No conocía a Morgana, por ende no podía hablar bien o mal de ella.
-No creo que sea nada. Lo que me resulta un poco extraño es el hecho de que no la hayan encontrado antes.
Le dije mientras volvía a llevarme la taza de té a la boca. Realmente me sentaba bien aquel liquido caliente.
avatar
Lancelot
Cuidadanos
Cuidadanos

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 27/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 I remember every moment (Gwen)

Mensaje  Guinevere (Gwen) el Jue Mar 15, 2012 12:41 am

Las palabras que él le estaba diciendo la llenaron de orgullo y sin pensarlo dos veces, apoyó sus manos sobre las de Lancelot, que estaban demasiado maltratadas. Guinevere supo que esas manos eran las que debía de tener un guerrero, porque para ella Lancelot lo era –Ya te has probado lo suficiente y sabes que eres bueno para ser caballero- Le dijo acerando su rostro a donde se encontraba el de Lancelot, con la intención de que la conversación se convirtiera en algo más intima. Gwen le tenía demasiado estima a aquel guerrero y no iba a permitirse que nada malo le pudiera suceder –Pero mientras el rey sea Uther nada cambiara. Cuando Arthur sea rey todo cambiara, ya lo veras. Debes ser más paciente- Le comunico ella mientras apartaba las manos de las de él y se alejaba completamente. Ella misma sabía que él era muy bueno con la espada, que sus movimientos eran los que un caballero del reino debía de tener y aquella nobleza que lo caracterizaba era lo más hermoso que conocía de él. Nadie podía negar que había un título de caballero esperándolo, pero que aunque ganara el torneo, quizá nunca llegaría a tenerlo, hasta que Uther muriese y quizá Arthur rompiera un poco las reglas. Volvió a sonreír y a quitarse un mechón de cabello que le molestaba para hablar –Sabes mejor que nadie que si estas a la altura de mucho de los caballeros de Camelot. No quiero arruinarte las expectativas- Se sentía realmente alguien perverso diciéndole todo aquello a alguien que poseía demasiadas esperanzas en algo que quizá no se pudiera cumplir tan fácilmente como Lancelot creía que iba a serlo –Pero hazte la idea de que quizá no te dejen participar en el torneo.- Frunció el ceño y se sintió la mala de toda la historia, pero Gwen consideraba que ella era algo así como la conciencia de él.

Se sintió turbada cuando Lancelot tomó la decisión de aferrarse a su mano y llevarla a sus labios, para depositar un dulce beso. No entendía el porqué de la sensación que ahora estaba sintiendo en su pecho; por un lado sentía la urgencia de escaparse de allí y por el otro de quedarse junto a Lancelot, aquel que había estado mermado en sus pensamientos y que ahora resurgía, como un ave fénix para volver a instalarse en su cabeza. Negó con la cabeza, mientras la mano de ella regresaba a su pecho y se la protegía con su mano, antes de volver a tocar a Lancelot lo pensaría dos veces –No te preocupes- Le dijo rápidamente sonriéndole y tratando de parecer lo más normal posible. El tema quedo apartado y se fijó que en el rostro del hombre se formaba una amplia sonrisa, haciéndola sentir realmente bien consigo misma. Estaba dispuesta a ayudarlo en lo que pudiera –No me tienes que agradecer nada, lo hago porque sé que es tu sueño y si bien no estoy totalmente de acuerdo que te sigas probado a ti mismo, veo que hacerlo te hace feliz y eso me alegra mucho- Le dijo con ternura. Nuevamente las manos de la sirvienta quedaron rodeadas por aquellas manos masculinas, sintiendo el calor que de estas emanaban.

Sintió un gran afecto para con Lancelot, cada palabras que salía de los labios de él, denotaban una sinceridad y una bondad que la esperanzaban de que todavía existía gente buena en el mundo. Por momentos se daba cuenta de que aun seguía estando en su corazón el amor que sentía por él, y por otros aparecía Arthur quién confirmaba que sentía algo mucho más fuerte. Un suspiro se escapo de sus labios –Me parece que estás haciendo lo correcto. Habla con el príncipe pero ten cuidado con el rey, sabes muy bien que Arthur y Uther son como el día y la noche. No quiero que te suceda nada- Le dije permitiéndose acariciarle el rostro a Lancelot, quizá una prudencia que luego se arrepentiría, pero él le despertaba algunas sensaciones que Guinevere no sabía interpretar muy bien. Ella supo de inmediato que le mentía y apartó los ojos café de los de él –Me mientes- Le dijo dedicándole una media sonrisa y apartándose unos pasos detrás –Me dices que no sabes que harás si el rey te prohíbe participar del torneo, cuando sabes que te irás- Guinevere no quería enojarse con él, pero se sentía herida por la forma en la que este le mentía tan abiertamente –Lancelot, eres de aquellos que se marchan y no dan explicación ¿Por qué no le note antes?- Se dijo más bien para si que para él, mientras meneaba con la cabeza, nuevamente enojada con ella misma por creer que las cosas en Camelot y para ella podían cambiar.

Tomaron el tema del secuestro de Morgana, él tenía razón en que hacia un año que los centinelas, guardias y caballeros estaban en la búsqueda de su ama pero nadie había dado con el paradero, era todo un misterio y ella no recordaba absolutamente nada –Tienes razón, pero ella no puede darles datos precisos por que no recuerda nada- Notó que Lancelot tenía una expresión poco común -¿En qué piensas?- Le pregunto frunciendo levemente el ceño.
avatar
Guinevere (Gwen)
Sirviente
Sirviente

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 02/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 I remember every moment (Gwen)

Mensaje  Lancelot el Sáb Mar 17, 2012 11:42 pm

Asentí con la cabeza, sus palabras lo eran todo para mí, aunque prefería no decírselo abiertamente para no marearla con sus asuntos, quizá ella sentía algo por mí, al menos soñaba un poco, pero también sabía que en el corazón de Gwen también estaba Arthur y no quería que al decirle lo que pensaba de ella, cambiará algo. Le sonreí.
-A veces con saber que soy bueno no sirve de nada. Ya me he probado demasiado que soy capaz de hacer muchas cosas, sobre todo con la espada. Pero algo en mí me dice que falta algo más y que me falta probarme muchas cosas.
Le estaba hablando desde mi corazón, porque si bien que ella supiera o al menos creyera de que era un buen caballero me llenaba de orgullo infinito, yo mismo sabía que con eso solo a mi no me bastaba, necesitaba algo más que me motivara, comprender que realmente era bueno y noble como los caballeros de Camelot.
Negué con la cabeza, lo que no tenía era paciencia, yo necesitaba que las cosas fueran lo más rápido posible y si bien Uther no me quería en aquel reino, yo iba a ser testarudo, una vez en mi vida y me pondría la bandera de Camelot en el pecho, porque mi deseo y creía fervientemente, que mi destino estaba en aquel sitio. No tenía tiempo para esperar a que Arthur se convirtiera en rey, yo también pensaba lo mismo que Gwen, sería un buen gobernante, además el pueblo lo quería mucho. A Uther también lo admiraban, pero era un cariño que no se lo había ganado por ser bondadoso, si no por ser temido.
-Lamento decirte, Gwen, que no tengo tiempo suficiente para esperar. Yo quiero y deseo competir ahora. Quizá es un sueño bastante imposible que en algún momento yo me pudiera convertir en caballero de Camelot, pero al menos le quiero demostrar a todo el reino lo bueno que soy con la espada y demostrarles que el día que llegue a mi sueño, seré yo quién los proteja junto a su rey.
Esbocé una sonrisa amplia, pensar que en algún momento eso podría ocurrir me llenaba de orgullo, porque eso quería decir que todavía mis esperanzas aun se conservaban intactas, quizá no fueran tan rápido como lo esperaba o al menos como lo suponía, pero quería imaginar que cuando todos me vieran compitiendo contra algún caballero de la corte, y le ganará, todos se preguntarán quién era y aparecería yo, un simplón que decidió convertir esa simpleza en algo un poco menos que grandeza. Quizá era un estúpido que vivía de un sueño imposible de cumplir, pero al menos era algo que me mantenía despierto todos los días.
Quité aquellos pensamientos de mi cabeza, cuando mis ojos captaron la imagen de Gwen apartándose distraídamente un mechón de cabello oscuro de su rostro, mientras seguía hablando. Una acción tan simple podía despertar en mí todo el amor que yo le tenía en mi corazón y que debía permanecer mudo, al menos de momento.
-Al menos quiero intentar hablar con el príncipe para crear, quizá una falsa expectativa.
Me sentía muy cómodo hablando de estos temas con Gwen, con ella podía ser yo sin pretender ser alguien que no era. Muchas veces me tenía que hacer pasar por un matón que su único objetivo era acabar con el rival para llevarse toda la recompensa, cuando en realidad, vivía porque no me quedaba más opción y porque quería convertirme en alguien, aunque me costara demasiado hacerlo realidad.
-Ya sé que no será fácil entrar al torneo, y quizá no haya chance para alguien que ha mentido en su primera estadía en Camelot. Lo sé. Pero al menos quiero intentarlo, quiero luchar por lo que creo que es conveniente.
Le sonreí, porque note que cuando decía aquello aparecía un mal estar. No se tenía que preocupar por lo que creía que era verdad, la conocía a Gwen y sabía que lo que sus palabras me dijeran no era otra cosa más que esa sinceridad que yo necesitaba en aquellos momentos. Vivía en un mundo de sueños y eran las palabras de ella las que me hacían despertar.
Mi idea era decir algo más al respecto del encuentro que tenía planeado con el príncipe, pero la caricia que ella me proporcionó en aquellos momentos me dejo totalmente helado y sorprendido, acaso ¿Era una muestra de afectos? ¿Una muestra de sus más sinceros sentimientos hacia mí? Y lo peor de todo era que no tenía una interpretación para ellos. Mi mente se había quedado totalmente en blanco.
Parpadeé saliendo de mis dudas, noté que en sus ojos ya no existía más esa alegría que a mi tanto me gustaba verle, si no que ahora existía un sentimiento mucho más triste que hizo que mi corazón se achicara y me sintiera herido. Yo era el culpable que provocó aquel cambió de sentimientos y sentí que era mi deber arreglarlo.
-Lamento haberme ido sin darte una explicación.
No me disculpaba por lo que haré, si no lo que había hecho. Eso era lo que me reprochaba en aquellos momentos, le entendía a la perfección cuando mencionó aquel murmullo que me incluía.
-Sé que el príncipe siente algo por ti y aunque me duela admitirlo, sé que también tienes sentimientos por él.
Me dolió decir aquello porque terminaba aceptando mi derrota ante alguien que quizá podía vencer con una espada en mi mano, pero no con los sentimientos de Gwen, que aparentemente se los había ganado de buena fe.
-No quise ser un estorbo y comprendí que no pertenecía a allí. Fue por eso que me marche.
No volví a tocar el tema de lo que haré si el príncipe me negaba la entrada al torneo, porque prefería hablar del pasado de que el presente, que me costaba más admitir que me alejaría de ella, a menos que me confesará que sentía algo por mí. Sentimientos que no veía en aquellos momentos.
Retomé la conversación de Morgana e hice una leve mueca.
-Creo que alguien no quería que ella fuera encontrada, es más quizá era alguien del castillo. ¿Tienes alguna idea?
Le pregunte mientras fruncía levemente el ceño y me volvía a llevar el té a la boca.
avatar
Lancelot
Cuidadanos
Cuidadanos

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 27/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 I remember every moment (Gwen)

Mensaje  Guinevere (Gwen) el Miér Mar 21, 2012 11:56 pm

Quería comprenderlo, realmente deseaba hacerlo pero cada vez que miraba a Lancelot descubría más y más cosas de aquel luchador que no le bastaba con blandir la espada, si no que además necesitaba probarse a si mismo que realmente servía para su sueño. Un cariño apareció en los sentimientos de Gwen, realmente le gustaba que él estuviera allí que se sintiera cómodo en su presencia y que por sobre todas las cosas, que confiara en ella. Bajó apenas la mirada, observándose sus manos dañadas por el trabajo que tenía como sirvienta, no le importaba fregar pisos, lavar la vajilla, entre otras actividades, porque ella reconocía que era un trabajo digno y que se podía hacer sin tener que avergonzarse de nada. Retomó el tema de Lancelot –Ya te has probado que eres todo lo que siempre has querido ser. Creo que para que eso se cumpla deseas con todas tus fuerzas tener el título de caballero- Se acercó a él frunciendo el ceño –Y sé que eres digno de llevarlo pero no sé si está bien que te presentes en el torneo- Negó con la cabeza, no deseaba bajarle las expectativas que Lancelot tenía. Gwen reconocía que era excelente con la espada, que era demasiado valiente y había demostrado que sin que Arthur fuera su príncipe, daba su vida por él, pero ella seguía sosteniendo que hasta que Uther no dejará el poder en manos de su hijo las cosas no iban a cambiar y que el luchador que tenía frente a ella, no iba a poder cumplir con su sueño y sintió que se le achicaba el corazón –No deseo ser la malvada de la historia, pero creo que deberías ser un poco más paciente. Las cosas no van a cambiar y no eres un noble que puede ocupar un lugar en el torneo- Se sintió cada vez más oscura, no quería que Lancelot se marchara disgustado con ella, en realidad no deseaba que este se marchara y se pregunto si era correcto tener aquellos pensamientos, mientras sus ojos se encontraban con los de él.

Lo miró dedicándole demasiado cariño a las palabras que salían de Lancelot, admiraba ese valor que tenía para enfrentarse a las cosas sin medir las consecuencias, así como el valor de poder seguir un sueño. Sonrió, ella también quería ser así de libre como él, dedicarse de lleno a sus sueños y metas, pero para la sirvienta no era tan sencillo –Por más que siga gastando palabras, no cambiaras de parecer ¿verdad? Me alegra de que todavía sigas teniendo esa fe en ti- Quería decirle que ella también lo apoyaba en todas sus decisiones, pero en aquel momento no podía decirle aquello porque no estaba del todo de acuerdo de ridiculizar al rey frente a todos los caballeros, quienes si eran nobles y que por ende servían en sus reinos. Lo contrario a Lancelot. Se encogió de hombros, se le habían acabado las palabras y reconocía que por más que pusiera todo su empeño en que él cambiará de opinión no iba a lograr nada –Arthur tiene un buen corazón y sé que moverá cielo y tierra para tratar de hacerte entrar al torneo- Con aquellas palabras le quería decir claramente que aunque el príncipe moviera todo el mundo entero, había una posibilidad, que era demasiado factible, que alguien que no fuera noble y que quebrantara la primera norma del tratado, no entrara a competir.

Movió la cabeza de lado a lado, quitándole importancia a lo que había sucedido en el pasado, a ella le preocupaba el futuro –No me has respondido- Volvió a contra atacar alzando la vista y clavando sus ojos oscuros en los del hombre que se encontraba a una corta distancia de donde se encontraba Guinevere –Te iras- Y no era una pregunta, si no más bien una afirmación, ella sabía que él se marcharía una vez que no haya podido cumplir su objetivo y dentro de su ser alguien pugnaba para que fuera ella quién hablara con el mismo Arthur para implorarle que lo dejará participar, que lo mantuviera a Lancelot en Camelot y se sorprendió al descubrir que aun seguían despiertos algunos sentimientos que tenía para con él. Llegó un momento de la conversación en la que Gwen no se lo esperaba ¿En qué momento Lancelot había visto aquello? Y se quedo en silencio, mientras sus ojos se llenaban de unas lágrimas silenciosas que las contenía para no derramarlas –Es cierto, tengo sentimientos por Arthur- Dijo mientras se mordía el labio inferior, jamás se le había dado por mentir, no creía que fuera necesario –Pero no puedo fingir y mentir que no siento nada por ti. Estoy confundida- Le dijo mientras se enjuagaba los ojos, tratando de comprender la explosión de sentimientos que tenía por dentro, que le costaba demasiado entenderse ella misma –Creí que nunca más te volvería a ver- Y eso fue todo lo que le dijo, era una tonta excusa que se había puesto, pero comprendió que no se iba a pasar toda la vida esperando algo que nunca iba a suceder –Lo siento. Lo siento tanto- Y se llevo ambas manos a su rostro, echándose a llorar.

avatar
Guinevere (Gwen)
Sirviente
Sirviente

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 02/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 002 I remember every moment (Gwen)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.