Conectarse

Recuperar mi contraseña

Si tienes alguna duda pica encima de una de las imagenes para ponerte en contacto con cualquier miembro del Staff via MP
Últimos temas
» Embrujo de Camelot
Mar Oct 30, 2012 2:29 pm por Morgana Pendragon

» REPLAY [normal] ¡Se buscan personajes de la serie Merlin!
Miér Jul 11, 2012 12:31 am por Invitado

» Finite Incantatem .::Harry Potter Tercera Generacion::. (Elite) Re abertura!!
Dom Jun 24, 2012 12:35 am por Invitado

» B.L.A.S.T. Genesis (Recién abierto)
Miér Jun 06, 2012 7:09 am por Invitado

» semiausencia
Lun Jun 04, 2012 6:15 am por yer noligma

» Torneo ( Trama Publico)
Lun Mayo 21, 2012 11:03 am por Lady Deirdre Devars

» The new Sinsajo
Miér Mayo 16, 2012 12:57 pm por Invitado

» 002 Hello?... ||Tharaa||
Jue Mayo 10, 2012 2:41 pm por Tharaa Morr

» Aviso Importante
Vie Mayo 04, 2012 5:28 am por yer noligma


001. "The best is about to begin" [Merlín]

Ir abajo

001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Arthur Pendragon el Lun Ene 23, 2012 6:12 pm

Arturo paseaba nerviosamente de un lado a otro, siempre con el mismo recorrido: iba de la ventana a la mesa, allí apoyaba la mano sobre el respaldo de la silla durante unos segundos, y de nuevo a la ventana. No parecía ser consciente de sus movimientos repetidos, ni del balanceo de la espada que pendía de su cinto. No llevaba puesta la armadura, tan sólo una camisa de color amarillo pálido, y unos pantalones marrones, pero lo de tener la espada a mano, era ya algo inherente a él. Reglas básicas de supervivencia.

Su cabeza era un hervidero de malos pensamientos contra sí mismo. ¿De qué le servía ser diestro en la lucha, quizá el mejor, si con ello no podía proteger la vida de los súbditos de Camelot? El pueblo se estaba muriendo y no podía permitirlo. Sabía que su padre esperaba que él diera fin a la amenaza, y que descubriera si había magia de por medio. Pero no estaba en sus manos, ni tampoco en las de sus caballeros, hacer más de lo que estaban haciendo. Aun no estaba extinta la sospecha de que una extraña enfermedad acechara a la ciudad, pero Arturo cada vez estaba más convencido de que no eran causas naturales. Simplemente le convenía alejar lo referente a la brujería de la mente de su padre, porque éste no atendía a razones cuando de magia se trataba. Pero cada vez era más evidente que alguna clase de criatura se llevaba poco a poco, cada noche, la vida de los más pequeños. Algo así sólo podía ser obra de la magia.

Aunque normalmente intentaba no cuestionar los juicios del rey, y pese a haber crecido con la idea de que los hechiceros eran sus enemigos, a menudo estaba en desacuerdo con las decisiones de su padre; demasiado radicales con respecto a aquello que no conocía. Más de una vez había tenido enfrentamientos tanto públicos como privados, a causa de alguna orden que le era doloroso cumplir. Sin embargo aquella vez sentía que la ira de Camelot, la ira de los Pendragon, debía caer sobre quienes se atrevían a dañar a los que no podían defenderse. Si hay algo que Arturo no soportaba, es la injusticia, y no hay nada más injusto que la muerte de un niño. Cada noche había una nueva víctima, y no iba a dejar que pereciera nadie más. Pero, de nuevo, ¿qué podía hacer él para evitarlo, si era incapaz de descubrir a los culpables?

Apretó los puños con frustración; sentía que iba a perder la razón. Las paredes de la habitación cada vez se hacían más estrechas, como si quisieran comprimirle y sabía que fuera, en el exterior del castillo, la desconfianza y el temor reinaba entre su gente. Si había algo que sí podía hacer era reanimar sus esperanzas, porque tenían que saber que su príncipe estaba con ellos. Era el momento de salir. Que la gente le viera como el símbolo de la fuerza y el poder de Camelot. Debía dejarse ver con la capa y la armadura, y hacer cuanto pudiera. La misma capa que estaba... estaba... ¿Dónde estaba? ¿Y su armadura? Buscó en un rápido vistazo, sin éxito.

- ¡Merlín! – gritó, como si de repente se hubiera dado cuenta de que éste faltaba. Sin dar tiempo material a que su sirviente viniera de donde sea que estuviese, insistió: - ¡Merlín!
avatar
Arthur Pendragon
Realeza Camelot
Realeza Camelot

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Merlin el Mar Ene 24, 2012 11:23 am

Dormitaba, eso era lo que estaba haciendo en aquellos momentos, mientras veía como algunos guardias, que custodiaban constantemente el castillo, desde que la habían raptado a Morgana el rey había doblado la marcha, pensaban que el hechicero o la hechicera iría en busca de ella en el castillo ¿Sería capaz de decirle a Arthur o a Uther que el enemigo está ya en él? Si yo hablaba y decía que la única que quería hacerles daño a todos ellos era nada más y nada menos aquella mujer que con una sonrisa inocente y con palabras dulces ganaba a todo el mundo. Por fortuna Gwen ya se estaba dando cuenta, era una verdadera lástima que yo no podía decirle lo que sabía al respecto, si bien había sido yo quién la enveneno para salvar a todos los habitantes de Camelot, tampoco podía acercarme a Arthur y decirle que Morgana era una poderosa bruja y que además de eso estaba aliada con Morgouse. Si no iba al cepo, que era lo mejor que me podría suceder si abría mi enorme bocota, iba directamente a la hoguera y nadie me salvaría de eso, ni siquiera el dragón si yo se lo pidiera. Si salía a la luz de que yo era un hechicero, Arthur no me miraría igual y aquello se arruinaría por completamente y arruinaría la hermosa idea de que exista Avalón y todo lo que conllevaba aquel sueño.

Gaius me tenía de un lado para el otro, “Merlín, consigue esto…”; “Merlín, ¡Esto no es! ¿Estas dormido?”; “Merlín, tráeme un poco de agua” `¡Basta! Me estaban volviendo loco, próximamente me cambiaría de nombre, aunque eso no serviría de nada porque aunque tuviera e nombre más horrible de todos los tiempos, me seguiría llamando igual. Estaba cansado, si no era Gaius era Arthur, yo tenía que seguirlo a donde fuera, no era que no le creía capaz de salvarse con su espada, era muy bueno con ella y todas las armas que en su mano cayera, pero cuando se trataba de brujería, el único que realmente podía ayudarlo de no tener una muerte bastante espantosa y de que los sueños del dragón se vieran aplastados por una enorme garra, era yo pero ¿Quién recibía toda la gloria?, solté un suspiro, no quería morir quemado, no se encontraba en mis planes, pero tampoco quería seguir oculto detrás de una mentira, está bien, iba a morir como un sirviente, pero soy algo más, un mago que le salva el pellejo a –Arthur…- Me desperté rápidamente cuando escuché mi nombre y conocía esa voz…oh si, como la conocía.

Me levanté de un saltó y corrí por los pasillos del castillo hasta llegar a los aposentos del príncipe -¿Me llamaba?- Abrí la puerta y choqué, sin querer, con la mesa cuando me precipitaba hacia dentro, provocando que un casco rodará por ella y cayera de la mesa logrando un estruendo. Le sonreí estúpidamente y me acerque a tomar el casco –Se cayó, suelen hacerlas muy redondas y no se pueden dejar sobre la mesa, porque, se caen- Me encogí de hombros y lo coloqué sobre la mesa un momento. Noté que no había dormido ni un segundo, eso significaba que yo tampoco iba a poder dormir –No has dormido ¿No? Eso me dice que tampoco me dejarás dormir- Comente por lo bajo moviendo la cabeza. Sabía el porque estaba preocupado y yo debía estar atento –Estás preocupado por lo que sucede en Camelot- Una mueca apareció en mi rostro, quizá era bueno hacerle saber lo que Gaius opinaba del tema –Gaius cree que se trata de una hechicera- Estaba por preguntarle ¿Se te ocurre alguien? Pero preferí no hacerlo. A veces lucía mejor con el pico cerrado.

avatar
Merlin
Sirviente
Sirviente

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 02/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Arthur Pendragon el Mar Ene 24, 2012 5:27 pm

Abrió la boca para llamar de nuevo, pero justo en ese momento Merlín entró por la puerta…chocando con la mesa en el proceso. Le fulminó con la mirada, menos propenso a aguantar sus tonterías que de costumbre. Sin embargo hacía tiempo que había renunciado a tener un sirviente que supiera hablar y caminar al mismo tiempo, por lo que su reacción no fue diferente a la de otras veces. Lo que más le crispaba eran esas absurdas excusas infantiles y casi no dio crédito a sus oídos cuando dijo que el casco no tendría que haber estado ahí. ¿Y de quién era la culpa de que no estuviera en su sitio? ¿Quién era el que debía guardar las posesiones de Arturo con el debido cuidado? ¡No iba a hacerlo él! Ese era el trabajo de Merlín, y el príncipe ya casi había renunciado a que algún día lo hiciera correctamente.

Le dejó hablar mientras se dirigía la mueble que había al lado de su cama, aunque sin perderse detalle de lo que decía. Merlín le conocía bastante bien; a veces Arturo se preguntaba si era correcto que existiera esa confianza unilateral – y cada vez más bilateral – entre ellos. Su padre no tenía esa clase de relación con ninguno de sus sirvientes. Casi podía llamarse amistad, aunque para ello, en opinión de Arturo, hubiera sido necesario que Merlín supiera la forma adecuada de tratar a un príncipe. Quizá era justo por eso por lo que tenían esa especie de camaradería: porque él no le trataba de forma diferente a como trataría a otro hombre, y le decía siempre la verdad, aunque no fuera lo que Arturo quisiese oír. Merlín era transparente como el agua, y no escondía ningún secreto. Era simple sí, pero por ello confiable. Aunque a veces decía algunas cosas que le mostraban una inteligencia desconocida y, pese a que le hubiera gustado creer que las sacaba de algún libro, sabía que salían de él y de ese cerebro suyo por lo demás tan vacío.

De algún modo archivó lo de la hechicera en su cabeza, en la sección de “ya lo pensaré después”, porque era algo que en realidad ya sabía. Recordó lo que estaba haciendo junto al mueble, y tomó en sus manos el barreño con el que se había lavado la cara. Se acercó entonces a Merlín y, una vez éste hubo terminado de hablar, le dijo:

- Parece que tú tampoco hayas dormido, Merlín. O quizá sí, y todavía no te has despertado. Déjame ayudarte con eso – pidió, y le tiró el agua del barreño por encima, de forma distraída aunque sin pretender que era un accidente. Mientras dejaba caer el agua, añadió, en un tono más serio: - Yo nunca estoy preocupado.

A veces olvidaba, o le convenía olvidar, que con Merlín no tenía que mostrar una absoluta confianza. Pero Arturo no era muy dado a compartir sus preocupaciones así como así, si bien es cierto que Merlín siempre conseguía tirarle de la lengua casi sin pretenderlo.
avatar
Arthur Pendragon
Realeza Camelot
Realeza Camelot

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Merlin el Mar Ene 24, 2012 7:14 pm

Lo miré con una mirada que claramente le decía “Vamos, Arthur, a mi no me engañas”, mientras recogía la ropa que dejaba tirada por la habitación –Para ser un príncipe coronado, eres un poco desordenado- Murmuré mientras me agachaba nuevamente a tomar un cinturón de cuero que estaba cerca de una silla, pero que por lo visto no la había tocado. Está bien, admitamos que yo tampoco soy muy ordenado, pero al menos puedo encontrar mis cosas solo, sin la ayudar de alguien, cosa que Arthur no. Me fije que ante mí parecía sereno y sin preocupaciones sobre su hombro, pero aunque no quisiera admitirlo, yo lo conocía muy bien y sabía que tenía un corazón noble y puro, que se preocupaba por los habitantes de Camelot y ahora que estaba siendo atacada por hechicería, él se veía aún más preocupado. Yo sabía que se trataba, había hablado con el Gran Dragón y este me dio la solución, a medias como solía hacerlo siempre, pero ¿Cómo se lo podría decir? Porque necesitaba tener una mentira a mano para decirle cómo sabía la respuesta. Carraspeé para decir algo, mientras doblaba una de las tantas camisas que solía usar una sola vez y luego “Merlín, lávala”. Me pregunte para que tenía el barreño en sus manos, el agua, evidentemente estaba sucia y suponía que ya se había lavado la cara –No me parece, sire, que tenga mucha tierra, para que le recoja más agua- Fruncí el ceño, realmente no comprendía que era lo que me estaba tratando de decir.

-Bueno, gracias por notarlo, sire, yo…- Me quede mudo ¿me ayudaría? No creo que fuera de esas almas caritativas que me enviará a dormir a mi cama mullida que me esperaba en los aposentos de Gaius. Me quede perplejo, mientras el agua corría desde mi coronilla hasta dejarme toda la ropa mojada. Asentí con la cabeza, mientras me pasaba una mano por la cara, al menos me despabilaba un poco, aunque con el frío que estaba haciendo, quizá me enfermara. Una buena idea para no trabajar… No Gaius no me lo permitiría y Arthur tampoco, por más que este al borde de la muerte, me enviaría a reparar sus botas –Gracias, lo necesitaba. Me pase toda la noche preocupado, porque yo sí me preocupo ¿Sabía?- Me olvide por completo que estaba mojado de cabeza hasta los pies, realmente estaba consiente de que los niños de Camelot estaban en peligro y que si no encontrábamos con rapidez alguna solución entonces pronto nos quedaríamos sin ellos –Arthur, Estaba pensando- Comencé diciendo, titubeante porque en cuanto dejará salir lo que tenía pensado en mi cabeza, la mirada del príncipe sería de que quería asesinarme, ya me imaginaba que en su ilusión yo estaba primero en el cepo y luego en la hoguera –Mi madre, cuando me portaba mal, que no sucedía a menudo…- Y era verdad, yo era un niño muy bueno, y mi madre no se preocupaba por mí a menos que usará mi magia, entonces en esas ocasiones me hablaba con su tono más acogedor y me daba a entender que no los usará para mi diversión, que el destino tenía planeado grandes cosas para mí -…me decía “por donde pasa un soplo de aire pasa la Guaxa- Lo miré, esperando que en su cabeza rubia le apareciera la imagen de una mujer muy vieja que según la leyenda se alimentaba de la sangre de los niños. Esa era la respuesta de porque los pequeños no se despertaban nunca más .

-Creo que mi madre me ha dicho que a veces se encontraban en los bosques cerca de Odín- No era una buena idea de que Arthur fuera hasta allí solo, porque el rey Odín quería verlo muerto debido a que él acabo con su hijo –Pero quizá solo sean leyendas- Hice un ademán con la mano, restandole importancia a el asunto. Me fije si el rostro de Arthur cambiaba en algo, si se prendía una vela en su cabeza.
avatar
Merlin
Sirviente
Sirviente

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 02/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Arthur Pendragon el Mar Ene 24, 2012 8:10 pm

No pudo evitarlo; sonrió. Ver a alguien como un pollo mojado era realmente cómico, pero si se trataba de Merlín, lo era doblemente por esa expresión de desconcierto que se dibujaba en su cara bobalicona. Sin embargo se sintió un poco culpable, porque el otro no le siguió el juego, como si fuera un adulto que quisiera dar a entender a un niño que no era momento de divertirse. Al menos, así lo entendió Arturo, acostumbrado a un intercambio de pullas matutinas que no se había producido. En seguida se puso serio, con cara de circunstancias y se dirigió a la mesa, recolocándola. Allí había una serie de papeles cuyo contenido ya se sabía de memoria: el número de muertes, las situaciones en las que se habían producido y – lo que más le dolía – la edad de las víctimas. Aunque sabía que no era la intención de Merlín, sintió que con este “yo sí me preocupo” le estaba echando en cara el no haber dado con la solución, y estar ahí tan tranquilo. Arturo se negó a caer de nuevo en la atmósfera viciosa del sentimiento de la inutilidad, y echó un rápido vistazo a los papeles, por si se le había pasado algo. Antes de poder concentrarse, Merlín se dirigió a él.

Estuvo a punto de decir “¿Pensando? ¡Vaya novedad!”. Pero se contuvo, porque su sirviente había adoptado esa expresión de “lo que voy a decir ahora es importante”. Sus siguientes palabras fueron bastante inusuales. Las pocas veces que habían hablado de la familia de Merlín, había sido fuera de Camelot, donde Arturo se sentía más libre y por tanto más comunicativo. Si había algo en lo que el príncipe envidiaba al sirviente, era en el hecho de haber conocido a su madre, si bien a cambio se le negó la posibilidad de tener un padre, justo al contrario que Arturo. La madre de Merlín, a quien había podido conocer cuando Ealdor fue atacada, era una buena mujer y fue eso más que la presupuesta obediencia de Merlín, lo que le hizo creer que efectivamente las ocasiones de conflicto infantil habían sido pocas. Aunque evitaba pensar en eso, en una ocasión Arturo entendió la clase de vida que Merlín había llevado, durmiendo en un suelo muy duro, y sin saber si al día siguiente iba a poder comer para saciar su apetito. Y sin embargo, en esa misma ocasión, el orgulloso príncipe acostumbrado a los lujos, habría estado dispuesto a compartir esa suerte por conocer a su madre.

No obstante, estaba ya muy acostumbrado a esa carencia, por lo que no le dio más vueltas y se centró en lo que Merlín quería decirle. Lo que su sirviente le estaba dando era algo contra lo que luchar: la oportunidad de ayudar a su gente al tratarse de una amenaza conocida y por tanto real. Sin embargo…

- No he oído esas historias – dijo con cierto desinterés, tomándolo por alguna tontería nacida en una mente supersticiosa. Después de todo, ¿quién iba a contarle esos relatos de terror infantil? El rey Uther no era en definitiva esa clase de “padre”, sino de los que te mostraban la cruda y dura realidad, para prepararte de cara a un complicado futuro como rey. Entonces, se le iluminaron las ideas. No, su padre no le contaba cuentos, pero le hablaba de la magia y de las consecuencias nefastas que traía consigo. Buscó en sus recuerdos una criatura que encajara con el nombre que Merlín le había dado. - … Guaxa…El nombre no es del todo desconocido. – Sin darse cuenta, se sentó, pensativo – Dime todo lo que sepas. –exigió – Y prepara los caballos: partiremos ésta noche. No, después del mediodía: ese ser dejará su escondite en la oscuridad, para atacar la ciudad.

No pareció darse cuenta de que Merlín no podría cumplir ambas órdenes a la vez. En realidad, no necesitaba saber nada más: era tan gratificante tener por fin un objetivo, que casi no importaba que el viaje a las tierras enemigas fuera en vano. Había aprendido a darle un voto de confianza a Merlín, y sus difusos recuerdos le empujaban a creerle. Si existía la más mínima posibilidad de que estuviera en lo cierto, Arturo no podía quedarse de brazos cruzados.

Convencer a su padre sería un problema, pues aunque estaría más que dispuesto a creer en que era culpa de la brujería, no admitiría que Arturo dejara Camelot en una misión tan peligrosa. Tendría que pensar entonces en alguna clase de coartada, pero Merlín también podía encargarse de eso.
avatar
Arthur Pendragon
Realeza Camelot
Realeza Camelot

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Merlin el Miér Ene 25, 2012 5:12 am

-Bueno al menos vamos a tener un rey que piensa- Murmuré entre dientes bien bajito para que él no me escuchará porque sufriría la ira del príncipe de Camelot, me lanzaría una de sus botas y vamos a ser sinceros, sus medias no olían para nada bien. Sonreí abiertamente, había atrapado la atención de Arthur, eso era bueno, porque quería decir que tomaba en cuenta mis palabras, mejor dicho las palabras que me dijo el gran dragón la otra noche que lo llamé para que me ayudará. Pero estaba más que claro que no podía acercarme a Arthur y decirle “En realidad no fueron mis ideas propias, más bien la de un enorme dragón…ah espera ¿Recuerdas el dragón que luchamos hace un año aproximadamente? Bueno ese. Habla conmigo, ah ¿No te dije que era mago?” No sólo se me va a reír en la cara, si no que directamente a la hoguera. Me acerque a donde estaba él con aires de superioridad, era yo quién nuevamente estaba salvando a Camelot pero claro, jamás recibía un “Gracias Merlín” por parte de nadie –Bueno, se dice que las guaxas aparecen de noche, le gustan los niños, yo que tú tendría cuidado porque si bien tienes el aspecto de alguien mayor, a veces te comportas como un niño- Está bien, eso no lo tendría que haber dicho. Sonreí inocentemente y proseguí con mi monologo –Le gusta succionarle la sangre a los niños hasta dejarlos inconscientes, es por eso que tardan en morir. Se mueven muy rápido y es casi imposible verlas- Quizá en aquella ocasión podía usar mis poderes para que se mueva un poco más lenta y que él la acabará, porque sabiendo lo torpe que era en algunas ocasiones, no íbamos a terminar nunca más –Por otro lado, no les gusta que las molesten, son bastante solitarias- Agradecía que Gaius supiera todo aquello y que tuviera muchos libros que contaran cada criatura mágica que podía aparecer por Camelot, tal parecía que ese reino era propenso a las desgracias, aunque debo admitir que comenzaron cuando llegué yo –Cuando las molestan, suelen ponerse muy pero muy enojadas y sacan unas garras enormes, le aconsejo que no lo toquen, debido a que estás tienen veneno- Le dije aclarando el peligro que conllevaba tener que enfrentarnos a ella, de todas formas yo no iba a dejar que le pusieran un solo dedo a el príncipe, era mi destino protegerlo y eso haría a toda costa –Para asesinarlas les tienes que cortar la cabeza y enterrarla lejos del cuerpo- Eso era todo lo que sabía –Si no funciona, le lanzas una media de usted y se muere enseguida, podríamos llevar varias ¿Qué le parece la idea, sire?- Sonreí, mostrando mis dientes prolijos y blancos. Una broma para que baje la tención no le hacía mal a nadie.

¡Claro, todo yo! Prepara los caballos, dale de comer a el loro, menos mal que no tenía, vísteme, ponme la armadura, Merlín ven aquí, Merlín ve para allá. Yo hacia todo. Bufé colocando los ojos en blanco -¿Seremos nosotros dos?- Le pregunte realmente sorprendido, aunque podía protegerlo de cualquier enemigo, yo era malo con la espada, está bien lo admitía, pero ¿Para qué iba a necesitarla si tenía poderes? Eso era lo que siempre lo salvaba a Arthur de tener una muerte horrorosa. Me apure al salir, pero me percate de algo, lo estaba llevando a una muerte mas que segura, me di la media vuelta y volví a entrar a los aposentos de mi amo –Sire, disculpe que lo moleste, pero la guaxa se encuentra en tierras más que enemigas. Si Odín se entera de que está usted por ahí, no querrá que llegue a su objetivo y tratara de asesinarlo- Como ya había ocurrido en enumeradas ocasiones. Estaba seguro de que saldría bien parado, claro porque me tenía a mí que lo ayudaba con todo eso, pero ¿Qué sucedía si lo perdía de vista? Mi destino quedaría estancado y sería yo el asesino de Arthur –Además ¿Qué le dirá a su padre? No creo que él este de acuerdo a que se involucre en una misión tan peligrosa- Lo que más miedo me daba era esa mirada que tenía cuando algo se le ponía en la cabeza, estaba más que claro que todo lo que se le dijera de aquí en adelante, le entraría por una orejota y le saldría por la otra. Un suspiro salió de mis labios y me acerque a Arthur –No se preocupe, todo va a salir bien, es un caballero grandioso y un héroe- Era lo que realmente pensaba de él, quizá era un buen momento para hacerle entender que lo seguiría hasta la muerte misma.
avatar
Merlin
Sirviente
Sirviente

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 02/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Arthur Pendragon el Miér Ene 25, 2012 10:15 am

Le pareció escuchar un murmullo, pero no alcanzó a entenderlo, así que no le dio importancia. Poco después comenzó el torrente de información, pero por lo visto tampoco en ese momento podía librarse del sentido del humor de su sirviente. No era quién para hablar, pues si Arturo se comportaba como un niño, él aparentaba serlo en todos los aspectos. Era innegable que Merlín disfrutaba de saber más que Arturo, y ni siquiera se esforzaba por disimularlo. Que no se acostumbrara, porque no iba a dejar que pasara a menudo.

No le gustó lo que escuchaba. Arturo era fuerte, pero aunque no era lento, tampoco especialmente rápido. Si Merlín estaba en lo cierto y ese ser poseía una velocidad sobrenatural, ¿cómo lograría luchar contra lo que no podía ver? ¿Cómo iba a ser capaz de clavar su espada en una criatura que no dejaba de moverse, más rápido de lo que sus ojos podían detectar?

Apenas podía asimilar una mala noticia cuando venía otra. Garras venenosas. Genial. No tenía un buen día hasta que no había garras de por medio… Por fin, llegó la parte que más le interesaba: cómo derrotarla. Casi hubiera esperado que ese ser fuera inmortal; pero tenía cabeza, como todos, y por lo visto bastaba con cortarla. Así pues cuando lograra alcanzarlo con la espada, sabía a dónde debía apuntar. Vaya; después de eso atravesar las tierras de Odín parecía algo sencillo.

Quiso tirarle algo a Merlín por la broma sobre sus medias pero no tenía nada lo suficientemente contundente a mano. Reparó en que seguía empapado, y aquello bastó para satisfacerle. Su ánimo cambió inmediatamente, de vengativo a secretamente agradecido, cuando Merlín utilizó el plural, sin poner siquiera en duda la posibilidad de acompañarle. Sin embargo, le dejó pensativo. ¿Sólo ellos dos? Debía decidir si llevaba o no a alguno de sus caballeros, pero primero quería tener claros ciertos aspectos. Tras esa última pregunta, Merlín salió por la puerta, para entrar de nuevo inmediatamente después, por lo visto con la intención de avisarle de los peligros que podía correr..

No entendió cuál era exactamente el fin de aquellas advertencias. Arturo ya era consciente de todo eso y no terminaba de llevar bien ese lado protector de Merlín, como si fuera el encargado personal de su defensa. En cuanto a lo de su padre, era un problema a considerar, sin duda, pero confiaba en poder ocultárselo el tiempo suficiente.

La última frase de su sirviente, justo cuando él se disponía a decir algo, le dejó durante unos segundos, sin palabras. No estaba siendo adulador, ni pretendía conseguir nada con esos halagos. Merlín estaba siendo sincero y además decía justo lo que necesitaba oír: que todo iba a salir bien. Porque la posibilidad de que algo saliera mal, en uno u otro sentido, era para él impensable, ya que supondría la muerte de más inocentes o la suya propia. Se sintió invadido por la gratitud, y estaba un poco confundido, como siempre que Merlín decía cosas como aquellas. Como no era muy dado a expresar sus sentimientos, carraspeó, e hizo como si no hubiera escuchado esa parte.

- ¿No me digas? – el sarcasmo en su voz era evidente – Entonces cancelaré lo de almorzar con el rey Odín, es una lástima, ya me había hecho ilusiones. Creo que puedo cuidarme sólo, Merlín. Y en cuanto a mi padre, bueno, te mataré si le dices una sola palabra ^^ - comentó en tono casual, dando por hecho que no iba a hacerlo.

Le pareció que ya habían hablado bastante. Se sentía incómodo aun por esa confianza ciega que Merlín había demostrado en su persona y de todos modos, era cierto que debía encargarse de que su padre no se enterara, y de decidir a quiénes se llevaba consigo. Quizá debía reunir a su caballeros, y pensar sobre la marcha lo que iba a decirles; o bien les pedía que le acompañaran, o bien inventaba una excusa para su ausencia.

También debía preparase para el viaje. Por supuesto se llevaría la espada pero consideró oportuno llevar también el arco. Y, aunque fuera un símbolo de Camelot, y por tanto como llevar un cartel de “Soy Arturo, haced diana con vuestras flechas”, debía llevar su capa. Jamás renunciaría a ser lo que era; ocultarse es de cobardes y la llamativa capa roja iría con él. Entonces recordó por qué había llamado a Merlín a todo esto, porque seguía sin saber dónde estaban su capa y su armadura.

- ¿Qué has hecho con mi armadura? - preguntó desafiante. Le había pedido que la limpiara, pero eso había sido el día anterior. ¿Cuánto tardaba en hacer una tarea tan sencilla, por el amor de Dios?
avatar
Arthur Pendragon
Realeza Camelot
Realeza Camelot

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Merlin el Miér Ene 25, 2012 6:06 pm

Le dedique una mirada odiosa ¿Estaba usando su tono sarcástico? Si, evidentemente lo estaba haciendo porque estaba jugando con querer ir a cenar con un rey que lo más probable fuera que en el pavo le pusiera acónito, uno de los venenos más poderosos de todos. Y yo no iba a tomar nuevamente de su copa para ver si realmente era así. Mis pensamientos se quedaron en blanco, mentía cuando decía que no lo haría, porque lo más seguro era que yo tomara no una, si no cien copas de veneno. Mi destino era protegerlo con mi vida y eso era lo que iba a hacer, aunque no recibiera nunca un gracias, me sentía bien sabiendo que si todo salía según lo planeado, Avalón se haría presente y la magia retornaría para sentirme libre y decirle a todo el mundo que yo era un mago. Una sonrisa enorme se apareció en mi rostro, quizá porque me había hondado demasiado en mis propios pensamientos, era momento de regresar a la realidad. Moví la cabeza y resoplé –Arthur, no quiero sonar como tu padre- Dije de pronto, moviendo la cabeza –Pero no creo que sea convincente que cenes con el rey Odín, porque no sólo pondrá veneno en tu comida, si no que en vez de darte una cama así mullida como la que sueles tener, tendrás una hermosa en una prisión, si es que no te pone una cama de clavos- Sonreí tímidamente, agradecí que no tuviera nada a mano para lanzarme nada que pudiera lastimarme, sospechaba que su hobbie era lanzarme cosas y hasta creo que lo disfrutaba, ahora entendía por qué amaba esos juegos bélicos.

Deje salir una mueca –Claro, se sabe cuidar solo- Murmuré, si mal no recordaba era yo quién le salvaba constantemente ese pellejo real, el gran tema era que Arthur jamás podía saber que no era un sirviente común, porque si en algún momento se me escapaba que hacía magia, por más que fuera un confidente con él, me echaría a la hoguera -¿Quién le va a lavar las botas? ¿Darle de comer a los caballos? Digame, sire, ¿Quién le hará de comer cuando este en el medio del bosque, solo y con miedo?- Le dedique una mirada de soslayo, yo mejor que nadie sabía la respuesta, era yo ¿Quién más? –Además si no estoy yo para cuidarle las espaldas ¿Quién lo hará? Se tendría que sentir orgulloso de tener a un sirviente tan leal e inteligente como yo- Está bien, estaba tirándome flores, pero al menos disipaba un poco la tensión que había en el aire. No sólo porque estábamos a punto de emprendernos en un viaje donde saldríamos lastimado, si no porque Arthur tenía que enfrentar a Uther, el rey que no dejaba pasar absolutamente nada y suponía que no iba a dejar que su único hijo comenzara una larga travesía hacia la muerte –No le diré nada, quedará como un secreto, como tantos otros que tienes- Me reí y me volví a poner serio nuevamente –En serio, Arthur, de mi boca no saldrá una sola palabra.- De hecho yo iría con él así que no tenía la necesidad de cruzarme con el rey de Camelot.

-¿Qué armadura?- Pregunté distraídamente, hasta que di un respingo –La armadura- Dije rápidamente mientras me iba con paso lo mas apresurado que podía hasta la sala en donde se encontraban las armaduras de todos los caballeros, las espadas y las ballestas. Le iba a llevar todo eso. Tome la armadura de mi amo, si que pesaba y me sorprendió el buen trabajo que mi magia había hecho, hasta mi cara se veía reflejada en él, esperaba que se sintiera orgulloso de mi buen labor. Me desperté de mis ensueños, estaba demasiado distraído, tenía que regresar a la realidad. Corrí nuevamente hasta los aposentos de Arthur –Aquí está- Y mientras decía aquello, mis pies se enredaron cayendo sobre la armadura –Por favor que no este abollada- Imploré por lo bajo, levantando la vista para encontrarme, de seguro con una mirada poco feliz del príncipe –Está desnivelado el suelo- Me atajé, levantándome del suelo y dejando la armadura sobre la mesa, así como la espada y la ballesta -¿Se la colocó, sire?- Pregunte mientras me acercaba a él, para comenzar a colocarle la armadura y después de terminar con mi trabajo, ir a por los caballos para partir, aunque antes quisiera despedirme de Gaius.

avatar
Merlin
Sirviente
Sirviente

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 02/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Arthur Pendragon el Miér Ene 25, 2012 7:51 pm

O Merlín tenía un grave problema para entender el sarcasmo, o le estaba tomando el pelo. En cualquier caso Arturo había decidido ignorarle, pero se quedó pensativo a causa de algo que dijo. Todo el tiempo estaba considerando la posibilidad de morir a manos de los hombres de Odín, pero lo cierto es que era más probable que terminara en una celda, tal y como Merlín había insinuado en broma. Era todo un consuelo, aunque sin duda pedirían por él un rescate desmesurado que esperaba que no llegara a ser necesario pagar. Se preguntó si de todas formas su padre estaría dispuesto a pagarlo y se autorespondió afirmativamente, aunque casi sería peor, porque entonces en vez de morir a manos de Odín moriría a manos de Uther. Y en muchos sentidos, le tenía más miedo a su padre.

Volvió a conectar con la conversación justo cuando Merlín trataba de demostrar lo valioso e imprescindible que era. El príncipe rodó los ojos; ni que él fuera un inútil. Si bien es cierto que no hacía la mitad de las cosas que Merlín había enunciado era simplemente porque se trataba de un trabajo de sirvientes. Seguro que era muy sencillo; no tenía motivos para quejarse.

- ¿Sólo y con medio? – murmuró. En el improbable caso de encontrarse en esa situación, dudaba mucho que Merlín fuera a ser un consuelo. Más bien Arturo tendría que protegerle, porque estaría demasiado asustado como para coger siquiera un arma con la que defenderse.

Si le dejó pasar tanta charlatanería fue porque tenía razón en una cosa: le era leal, incluso demasiado, y estaba muy seguro de que todo iba a ir bien, como si esperara que ocurriera algo con Arturo en un futuro… Iba a ser rey, tenía que tratarse de eso, pero Merlín ni siquiera era de Camelot. No tenía por qué ser su rey, si algún día volvía a Ealdor. Su lealtad a veces rayaba lo irracional y por eso estuvo seguro de que iba a guardarle el secreto.

Sin embargo, cuando uno trataba con Merlín no podía esperar que el sentimiento de admiración durara mucho. En pocos segundo volvió a ser el sirviente torpe con dos pies izquierdos que primero se olvidaba de la armadura del príncipe, y después la dejaba caer al suelo. Arturó le echó una mirada envenenada, y observó el objeto. Tenía que reconocer que brillaba mucho; estaba casi pulido y había hecho un buen trabajo. No obstante, no era necesario decir eso en voz alta.

- No sé, tal vez prefieras tirármela – le recriminó. Sin embargo, extendió los brazos para que pudiera colocársela – Recuérdame que nunca te deje llevar un arma detrás de mí: acabarías por clavármela en uno de tus tropiezos. ¡El sirviente “leal e inteligente”! – repitió con tono de burla – Deberías empezar por cosas simples, ya sabes, como andar. Un pie va después de otro.

Esperó a que le colocara cada pieza, aunque en realidad eso era algo que podía hacer él mismo. Salvo las muñequeras, que eran algo difíciles de ajustar en el propio cuerpo, todo luchador sabía ponerse su propia armadura. Pero estaba tan acostumbrado a que otros lo hicieran por él que ya ni se lo planteaba. Además así fastidiaba a Merlín, y eso era un claro punto a su favor. Le miró bien. Esa clase de escenas “domésticas” le ayudaban a inhibirse; le vendría bien su compañía cuando se encaminara hacia a la muerte. Con él era muy fácil trivializar el hecho de introducirse en medio del territorio enemigo para enfrentarse a un monstruo de leyenda.
avatar
Arthur Pendragon
Realeza Camelot
Realeza Camelot

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Merlin el Miér Ene 25, 2012 11:51 pm

No era una mala idea eso de tirarle la armadura, pero era consiente de que si lo hacía, Arthur se enojaría el doble y me ahorcaría, esa es una opción. Luego si una de esas cosas le cayera en su cabezota, lo más probable fuera que se desmayara y si algo le sucedía al príncipe, yo sería hombre muerto y por último, no quería abollarla, me costaba mucho mantenerla tan pulida y bien como para lanzárselo –No ¿Por qué tendría deseos de lanzarle la armadura? Con su cabezota la abollaría y eso implicaría más trabajo para mí- Sonreí mientras tomaba la malla metálica y se la pasaba por la cabeza, luego seguía por la pechera que se enganchaba con la parte de atrás. Recordaba que Gwen había sido la que me enseñó todo aquello, porque mi primera vez con Arthur y el torneo fue realmente un completo desastre. Lo mire, pero no dije nada, está bien era malo con las armas, sobre todo con las espadas, pero el que terminaba salvándole era siempre yo usando magia –Si tuviera tiempo para practicar, no sería tan malo con la espada- Comenté distraídamente mientras ajustaba las muñequeras y fijándome que los guantes estuvieran bien puestos –Al menos sabe ponerse los guantes- Murmuré riéndome por lo bajo. No entendía como alguien que se suponía que iba a ser el rey de Camelot, fuera tan flojo –Listo- Me fije que estuviera todo en orden ¿Qué me faltaba? La espada. Me acerqué a la mesa y se la entregue –Ya le dije, sire, el piso está desnivelado, no fue porque soy torpe. Se habrá dado cuenta que nada mas me tropiezo en sus aposentos y no en otras partes del castillo- Comenté apenas sonriendo, nadie se creía eso, Gaius me decía que era extremadamente torpe y que era por eso mismo que me llevaba por delante: Mesas, sillas, armaduras, caballos, personas, piedras, etc. Si sigo enumerando no terminaba más. No me quedaba más remedio que admitir que era un poco torpe y distraído.

Lo miré vestido como suelen ir los caballeros de Camelot, nos íbamos a la muerte, eso estaba más que claro. Pero de algo estaba más que seguro, que Arthur regresaría con vida. No sé si sano, porque quizá regresará a l reino con algún rasguño o quizá una costilla fracturada, pero vivo al fin –Mi señor- Empecé diciendo frunciendo el ceño, iba a dejar de lado las bromas y las ironías, está vez le iba a hablar de lo más en serio posible y esperaba que sus orejotas me escucharan y me prestarán atención –Le prometo que usted volverá vivo. No sé si sano, porque quizá regrese con una costilla rota o un rasguño, pero volverá vivo- Estaba seguro de mis palabras y clavé mis ojos azules en los del príncipe –Usted tiene que gobernar Camelot y sacarlo de la maldición que ha caído- Gracias a su padre que odiaba todo lo que estaba relacionado con la brujería y o hechicería –Y cambiar algunas normas- Eso iba por Gwen. Me volví a quedar callado, ya había hablado de más y no se merecía mi monologo por mucho mas tiempo –Iré a buscar algo de comer para llevar a la travesía, a menos que desee morirse de hambre- Le dije volviendo a retomar mi tono burlón. Consideraba que muchas veces hablaba de más, yéndome por las ramas y diciendo cosas que luego Arthur tomaría para burlarse de mí.

Lo admiraba por su coraje, aunque antes de admitirlo me cortaba la lengua y si bien al principio quise lanzarme de un precipicio cuando el gran Dragón me dijo que él y yo teníamos un destino juntos para crear Avalón, porque lo consideraba un matón, un idiota (Real), egocéntrico y ¿Idiota ya lo mencione? Me tuve que tragar una por una las palabras. Porque si bien seguía siendo todas las cualidades que dije arriba (véase irónico), también era una persona que se preocupaba por su pueblo y esto me demostraba que era capaz de dar su vida por ello. Algo digno de admiración -¿Necesita algo más, sire?- Le pregunte esperando una respuesta por parte de este.
avatar
Merlin
Sirviente
Sirviente

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 02/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Arthur Pendragon el Jue Ene 26, 2012 7:22 am

Ignoró sus comentarios, poniendo una pose altiva como si estuviera por encima de esas tonterías. En realidad, es que no se le ocurría una respuesta lo suficientemente buena, pero eso Merlín no tenía por qué saberlo.

Al principio cada vez que él le ponía la armadura, tenía que supervisarle, porque era posible que se olvidara cosas importantes, como el casco. Con el tiempo tuvo que reconocer que Merlín aprendía rápido, así que le dejaba hacer porque ya era todo un experto… Quizá había pensado de más, porque otra vez iba a darlo por terminado sin acercarle la espada. No es que Merlín no tuviera tiempo para practicar en la lucha: es que si lo hiciera, se olvidaría el arma en casa.

Cuando por fin se la dio, Arturo la envainó con cuidado. Los escasos segundos que tenía que desprenderse de ella (cuando se lavaba, cuando se ponía la armadura y cuando dormía, principalmente) se sentía como si le faltara una parte importante de sí mismo. Cualquier caballero habría entendido la sensación, pero no podía esperar que un sirviente lo comprendiera.

Prefirió no contestar a la excusa barata sobre el suelo, aunque en su mirada quedó bastante claro lo que pensaba al respecto. El suelo estaba desnivelado allí por donde pisara Merlín…No obstante entendía que no era del todo culpa suya. Tenía caballeros torpes con los que debía mostrar mucha paciencia hasta que por fin adquirían agilidad. Le frustraban más los olvidos y los comentarios tontos que los defectos físicos: Merlín no era un noble, no tenía por qué ser elegante o hábil en la lucha. Sólo le tomaba el pelo al respecto, porque esa era la clase de relación que tenían. Continuas pullas en las que a veces uno de los dos se pasaba, como cuando su sirviente insinuó que estaba gordo.

De nuevo adoptó ese tono serio, y Arturo adoptó una postura de “a ver qué estupidez quiere decir ahora”. Cruzó los brazos apoyando todo su peso sobre uno de sus pies, llamando a la paciencia. Sin embargo, a medida que Merlín fue hablando, se sintió reconfortado por esas palabras, y volvió a concentrarse en lo que les ocupaba. Se encontraba mucho mejor, más animado; en parte por las palabras de Merlín, y en parte por haber disfrutado de un rato distendido, libre de preocupaciones. Nuevamente no supo qué responder y se dio la vuelta, mirando hacia la ventana, mientras fingía recolocarse la muñequera. Aun de espaldas a él, respondió a su pregunta.

- No, eso será todo. Aunque tal vez convenga que te seques un poco, antes de pasearte por el castillo. – se separó de la ventana, y se sentó en la silla: ahora tenía que dedicar unos momentos a pensar seriamente en lo que se proponía. –Y Merlín… - iba a decir “gracias”, pero la palabra se le atragantó en la garganta, así que cambió su frase - …estáte atento a las noticias que circulen por el castillo. Lo principal es que el rey no se entere de lo que planeo, así que por una vez aprende a mentir por si alguien te pregunta.

Dio la conversación por finalizada y comenzó a escribir el mensaje que enviaría a los caballeros, si finalmente decidía que lo acompañaran.
avatar
Arthur Pendragon
Realeza Camelot
Realeza Camelot

Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Merlin el Vie Ene 27, 2012 3:12 am

Me había olvidado por completo que estaba mojado y ahora que me lo decía sentía como el frío se iba apoderando de mi cuerpo escuálido. Todo el mundo se daba cuenta de que yo no tenía el mismo porte que mi amo y que más bien parecía un renacuajo al lado de él. Me miré las ropas todas empapadas y asentí con la cabeza –Esa fue una buena idea- Le planteé a Arthur mientras me iba acercando poco a poco hacia la puerta. Ya estaba todo decidido, nos iríamos aquella noche a la muerte mas horrorosa jamás visto, pero yo siempre iba a estar con él y nada me iba a lograr que de el brazo a torcer. Mi vida no servía para nada si aquel cabezota no estaba, porque su destino estaba ligado con el mío y sin Arthur no existía lo otro. Rememoré la primera vez que me tope con él cuando llegué a Camelot, era un matón, arrogante e idiota…me quede tieso mientras le dedicaba una mirada rápida –No cambió mucho- Murmure para mis adentros, según Gwen él tenía demasiadas virtudes, quizá alguna dejaba ver pero era demasiado extraño.

Me estaba por marchar cuando escuché de nuevo mi nombre. Me giré para ver que era lo que necesitaba. Estuve esperando demasiado rato esperando que me diera alguna clase de ordenes, de esas que le gustaban por ejemplo: “Merlín, ensilla bien a los caballos, por el amor de Dios” o algo como “Merlín, ¿Sabes como caminar cierto?” pero salió de él algo que no me esperaba pero que después se convirtió en algo demasiado común. Sonreí, mientras asentía con la cabeza –Lo voy a intentar, Sire- Hice una reverencia y me marche. Tenía que pasar por lo de Gaius para leer un poco sobre las Guaxas, si íbamos a pelear con una al menos una idea debía de existir en mi cabeza. Lo principal de todo eso era que la bruja no se acercara a Arthur, porque si una de las garras tocaba alguna parte de su piel, él estaría más vivo que muerto. De todas formas Gaius me podría ayudar con llevar una poción que sirviera por si acaso a Arthur lo atacaran –Esperemos que no- comenté mientras abría la puerta de los aposentos del médico.

-Ya sé, Gaius no me mires con esa cara ¿Qué puedo hacer?- Me encogí de hombros y tome el libro de magia que había estado investigando hasta que me mandaron a llamar –Mi deber es que a Arthur no le pase absolutamente nada, ni un rasguño- Una mueca apareció en mi rostro y seguí con lo mío, mientras veía como el médico de la corte me preparaba la comida que debíamos llevar –Gracia- Le dije volviendo a lo mío.


ROL FINALIZADO

CONTINUACION
avatar
Merlin
Sirviente
Sirviente

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 02/01/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: 001. "The best is about to begin" [Merlín]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.